loader image

Tipos de panel

Los elementos componentes de la tecnología Concrehaus son presentados principalmente bajo la forma de paneles planos rectangulares de ancho útil 1,20 m y de altura variable según la necesidad del proyecto especificada por el cliente, pudiendo alcanzar hasta 6 m., siendo en ese caso importante tener en cuenta la disponibilidad de medios para su manipulación en obra.

Los tipos de panel, según la función a desempeñar en el proyecto son Tipo C. Paneles especialmente aptos para resistir esfuerzos de flexocompresión con compresión predominante, principalmente paredes y cerramientos verticales en general, tanto exteriores como interiores.

Aprobados para soportar cargas según los certificados y ensayos homologados, aprobados y vigentes en la Argentina.

Se dispone de ellos en espesores desde 4 cm (al que sumando los 6 cm de concreto genera paredes de 10 cm).

Como todos los paneles pueden ser cortados con facilidad y pueden ensamblarse sin límite, pueden generar superficies de cerramiento estructural de cualquier forma y medida.

Los paneles Tipo F son especialmente aptos para resistir esfuerzos de flexión, principalmente losas o cubiertas. Aprobados para soportar cargas según los certificados y ensayos homologados, aprobados y vigentes en la Argentina. Se dispone de ellos en espesores desde 4 cm, a los que debe agregarse el concreto inferior de 3 cm de promedio y la capa de compresión de hormigón convencional, de 4 cm como mínimo.

Mallas planas y angulares

Como todos los paneles pueden ser cortados con facilidad y pueden ensamblarse sin límite, pueden generar superficies de cerramiento estructural de cualquier forma y medida.

Las ventajas

Mayores economías directas e indirectas.

La utilización de la tecnología implica una mayor economía general en los proyectos en los que es correctamente aplicada. La principal fuente de economía es el menor costo directo (materiales, mano de obra y uso de equipos) y tiene su factor preponderante en la simplicidad de los procesos asociados, al permitir mayores niveles de producción con cuadrillas similares a las tradicionales o bien reducción de los planteles de obra así como su nivel de experiencia, porque los métodos asociados a Concrehaus aceptan una mayor participación de personal de menor calificación técnica y experiencia, es decir, de menor costo laboral.

Mayas planas y angulares

Son mallas de acero de alta resistencia, electrosoldadas, del mismo tipo del de las que conforman las mallas propias de los paneles y que cumplen la función de generar la continuidad estructural y constructiva al ser colocadas de acuerdo a las instrucciones a seguir en la ejecución de obras con esta tecnología.

Aislación térmica / Confort / Aptitud Ecológica

El EPS Isopor en los espesores utilizados en los paneles Concrehaus significan niveles de aislación térmica como indica el siguiente cuadro.

Capacidad aislante hidrófuga

Las excelentes prestaciones de las construcciones ejecutadas con la tecnología Concrehaus desde el punto de vista de la hidrofuguicidad tienen su principal factor en la prácticamente nula absorción de agua del EPS Isopor, que al contrario de los materiales tradicionales, ladrillos, bloques cerámicos, no tiene la propiedad de permitir la ascensión capilar del agua, por lo que ésta no es absorbida por los núcleos de las paredes.

Y sumado a que el concreto utilizado para la proyección, por razones operativas, tiene las proporciones cemento-arena típicas de las mezclas hidrófugas, o sea, tampoco manifiesta el fenómeno de la ascensión capilar, consecuentemente, en las paredes Concrehaus es imposible el ascenso de humedad de cimientos.
Del mismo modo es imposible la absorción de humedad en los paramentos exteriores, aún en los casos en los que no se utilizan para su terminación revoques impermeables del tipo plásticos o acrílicos, habiendo sido esta capacidad ensayada en laboratorio exponiendo a la pared Concrehaus a los tests correspondientes.
 

Velocidad de ejecución

La simplicidad de los métodos asociados con la tecnología, junto a su alta productividad garantizan que los estándares de producción pueden llegar a valores difícilmente alcanzables para las alternativas tradicionales, aún en los casos en los que la mano de obra calificada no predomine.

Esta valiosa característica surge de los métodos de ejecución, que resultan ser muy prácticos e intuitivos, facilitando no sólo las tareas de producción sino también, y fundamentalmente, las de previsión y programación.

 
La utilización del sistema requiere fundamentalmente mantener controladas variables y parámetros que son de muy sencillo chequeo en obra, como son la verticalidad, alineamiento, escuadras y dosificación de mezclas, con la para nada despreciable ventaja adicional de ser, en este caso, facilmente corregibles si son verificadas a tiempo, contrariamente a las variantes de mampostería u hormigón tradicional en las que los errores en general surgen cuando son prácticamente irreversibles sin altos costos.